Hermandad de Nuestra Señora del Tránsito


Antoñi Romero y Francisco Hers

La imagen de Nuestra Señora del Tránsito de Chica Carlota es una de las tallas más antiguas e interesantes que se conservan en nuestro municipio; sin embargo, si bien en otras localidades de La Carlota diversas procesiones recorren sus calles con motivo de la celebración de la Semana Santa, en Chica Carlota esta imagen procesiona solo durante la feria de agosto desde el año 2008, cuando fue constituida la hermandad de ese departamento.
En un principio, esta organización contaba con setenta y nueve miembros, y a día de hoy forman parte de ella unos cincuenta, la gran mayoría chiqueños. “Ha ocurrido con esto igual que con la asociación de vecinos: antes había más participación”, explica Francisco Hers, uno de los grandes impulsores de la actividad de la hermandad, al igual que su mujer, Antoñi Romero, que ejerce el cargo de tesorera: “Entonces el pueblo se volcó, pero cada vez participa menos gente. También hay muchas personas que ya no vienen aquí, como ocurre con algunas familias de Vergara que antes solían venir todos los años”.
Uno de los primeros logros de la hermandad fue conseguir reunir lo necesario para poder costear el arreglo y restauración de la talla, llevada esta a cabo por el imaginero de Aldea Quintana Lázaro Mata. “Ese año también le compramos las telas y se hizo el vestido, el manto y la mantilla. En todo esto se nos fue bastante dinero, y en arreglar algunas cosas de la iglesia, también. Todo el mundo trabajó en ella: se arregló, se puso el zócalo de dentro, se compraron lámparas nuevas, cortinas... Pero todo costó bastante: la Virgen, las telas, el paso... ¡y eso que el herrero puso el trabajo!” explica Antoñi, mientras Francisco recuerda: “También se arregló el techo, un muchacho pintó la iglesia y otro, Santiago Velasco, puso su camión gratis. Aquí, todos ayudamos en lo que podemos.”
La imagen cuenta hoy con tres vestidos: uno blanco, otro estampado, y su traje para la procesión, que también fue adquirido en 2008.
Para poder costear todo ello, así como la actuación de la banda en la salida procesional de cada año, se han realizado eventos como peroles o rifas en Navidad. “Ahora nos estamos manteniendo con la gente que hay, pero como esto siga así ya mismo no seremos los socios necesarios. Por el momento, tenemos para dos años, pero después... habrá que preparar más cosas para poder mantenernos”, comenta Francisco. Y es que los gastos que conlleva organizar la procesión de agosto constituyen la principal dificultad para la hermandad, todo ello a pesar de algunos cambios realizados como, por ejemplo, en la elección de la banda que actúa en la procesión. Desde hace algunos años, la encargada es la Agrupación Músico-Cultural La Fe, de Posadas.
Sin embargo, la actividad de la hermandad continúa y sus miembros siguen trabajando con ilusión para seguir adelante con ella. Hace tan solo unas semanas, por ejemplo, tres vecinas, Antonia, Fefi y la propia Antoñi, prepararon el estandarte que será portado en la próxima procesión para poder presentarlo al público en la I Muestra de arte cofrade de La Carlota, donde permaneció expuesto el pasado mes de abril junto a diversas piezas de imaginería y trajes relacionados con el mundo cofrade.