Paisajes e historia: el arroyo Lentiscoso


Con la llegada del buen tiempo, podemos aprovechar para disfrutar de paseos por algunos de los parajes más interesantes del municipio de La Carlota: por ejemplo, la vaguada comprendida entre las localidades de Las Pinedas y Chica Carlota, por donde discurre el curso del arroyo Lentiscoso.
Esta corriente nace en El Arrecife, al final de la calle de la Plata, muy cerca de la Urbanización Las Dueñas y de la calle de Los Acebuches. Al otro lado de la autovía A4, la hondonada comienza a ensancharse hasta que la corriente llega a su desembocadura en la margen derecha del arroyo Guadalmazán, a mitad de camino entre Chica Carlota y Fuencubierta.
Se trata de una zona interesante no solo desde el punto de vista paisajístico, sino también histórico. En esta área se han hallado múltiples vestigios arqueológicos de diversas épocas, algunos de ellos documentados en el Anuario Arqueológico de Andalucía: utensilios líticos del Paleolítico Medio, restos de ladrillos y otras cerámicas, restos constructivos romanos, monedas íbero-romanas, romano-republicanas y alto imperiales, cerámica ibérica, etc.

De paseo

Podemos acceder a esta zona por tres caminos:

- El más transitado está constituido por la sinuosa carretera que va desde Chica Carlota a Las Pinedas (CO-3307), caracterizada por sus dos pendientes bastante pronunciadas.
- Otro camino, muy recomendable para disfrutar de un paseo a pie, discurre paralelo a la carretera anteriormente mencionada y une la localidad de Las Pinedas con la vía CO-3305 (de la A4 a Chica Carlota). Si partimos de la autovía, tras pasar la rotonda tenemos que recorrer medio kilómetro y tomar un camino que parte hacia la derecha; si, por el contrario, comenzamos en Las Pinedas, debemos seguir el que parte de la calle Antonio Machado.
- Por último, el recorrido más interesante quizá sea el conocido como “Camino de la Marinera”, que parte de la calle de la Marinera, al norte de la localidad de Chica Carlota, y llega hasta la desembocadura del Lentiscoso en el Guadalmazán. Junto a él se ubica el cortijo del mismo nombre, hoy en estado ruinoso. Tal y como explicó un vecino, esta construcción perteneció a los Marqueses de Uceda y la ruta que describimos unía originalmente Palma del Río y Lucena. Desde el camino pueden divisarse localidades como El Garabato, Fuencubierta, Las Pinedas o Aldea Quintana. Además, se trata de un camino cargado de historia, en el que se han hallado restos arqueológicos de época romana e incluso utensilios líticos musterienses.