El trabajo de la cooperativa escolar A de C 6


El próximo 5 de abril tendrá lugar, en el polideportivo de El Rinconcillo, la I Feria de Artesanía de esta localidad carloteña. En ella, David, Rafa, Lorena, Patricia, Mª Ángeles, Ana, Verónica, Raúl, Alejandro y Lorena, alumnos de 6º curso del CPR Ana de Charpentier, van a exponer los trabajos realizados a través de una cooperativa que forma parte del programa Miniempresas educativas, desarrollado a través del Plan de Fomento de la Cultura Emprendedora de la Junta de Andalucía.
En la organización de las diferentes actividades llevadas a cabo por los niños participa toda la comunidad educativa; en esta ocasión, hablamos con una de las personas que más se ha implicado en esta labor, Esperanza Gordillo, maestra en El Rinconcillo desde hace cinco años.

Esperanza, ¿qué actividades se llevan a cabo desde la cooperativa?
Pues para la Feria de la Artesanía vamos a elaborar libretas pequeñas, joyeros de hama, llaveros...
Solemos tener una actividad por trimestre. En el primer trimestre de este curso trabajamos los joyeros de hama... ¡que volaron! En este trimestre hemos trabajado los forros de los cuadernos y nos hemos quedado cortísimos, hay gente que ha pedido más; todo esto son trabajos para vender aquí, en el centro. Luego, tenemos otras actividades, ya más importantes: en el primer trimestre tuvimos el desfile de camisetas diseñadas por los propios padres, y en este trimestre vamos a tener la I Feria de Artesanía de El Rinconcillo, en la que nosotros también pondremos nuestro stand con trabajos.

¿Con qué finalidad realizáis todos estos trabajos?
Para poder irnos de viaje de fin de curso a Valencia. Nos vamos cuatro días, en los que vamos a visitar el Parque de las Ciencias, Terra Mítica, la Catedral y todo el casco histórico de Valencia, y pasaremos un día de playa. Y luego, a la vuelta, haremos una parada en las Tablas de Daimiel, un parque natural precioso que merece la pena visitarlo. La verdad es que es un viaje muy completo, pero cuesta dinero. Al colegio le dan subvención, le pagan siempre el autocar, pero claro, cuesta dinero desplazar a niños durante cuatro días.
De todas formas, parte del dinero va a una ONG. En una feria de emprendimiento que se celebrará el 21 de mayo en Córdoba exponen todos los colegios y allí se vende bastante bien: todo lo que se recaude -el año pasado fueron cerca de 200 euros- va a ir destinado a la ONG SED, que significa Solidaridad, educación y desarrollo . Es un proyecto al que yo pertenezco, que no tiene intermediarios: el dinero se manda directamente a cincuenta niños -son generalmente niñas- para que puedan seguir estudiado. Los alumnos lo conocen, han visto fotografías de niños y saben de la situación de cada uno de ellos, la dificultad que tienen para asistir a clase... incluso la dificultad que tienen niñas que, nada más estar desarrolladas, las casan para quitárselas de en medio. Se pretende que esas niñas sigan estudiando, y eso se beca. Todos estamos muy concienciados y, por eso, lo que recaudemos durante el tercer trimestre -vamos a seguir haciendo hama y forros, que se han vendido muy bien-, irá destinado a la ONG.

¿Qué están aprendiendo los niños con este trabajo?
Nosotros estamos trabajando para ganarnos nuestro viaje porque, quien algo quiere, algo le cuesta. Estamos aprendiendo a trabajar juntos, a repartir las tareas, a respetar a quien se le da mejor una cosa y a quien otra para el bien de la comunidad, y a ser generosos, porque tenemos una suerte que no todo el mundo tiene. Estamos currando muchísimo, durante todos los recreos estamos ensayando para preparar tres bailes que amenizarán la feria; y, luego, también nos encargamos de la decoración: esto es un trabajo de entrega grande para conseguir todos los objetivos que te he comentado antes.
Por ejemplo, a la gente le gustan mucho las cupcakes ; por eso vamos a hacerlas para la feria de emprendimiento. Ya antes hemos estudiado la demanda del pueblo, vimos que eran uno de los productos que más gustaban e hicimos magdalenas de hama que volaron. Estamos aprendiendo a estudiar los gustos del público al que van dirigidos los productos.

¿Quién más participa en este proyecto?
Interviene toda la comunidad educativa. Por ejemplo, en el desfile participaron los padres que hicieron aportaciones; el AMPA está ayudando muchísimo; también el director, el equipo directivo y todos mis compañeros. Yo no puedo hacer nada sin el respaldo y apoyo que tengo de todos ellos.
También tenemos la colaboración de los niños de 3º, 4º y 5º. ¿Sabes lo que pasa? Aunque sea la primera vez que pertenecemos a las cooperativas escolares de la Junta de Andalucía, llevamos haciendo este trabajo desde hace cinco años. Los niños saben perfectamente que, cuando se llega a 6º, todo es para ellos, pero ellos han estado ayudando antes: se trata de una entrega, una ayuda desinteresada a un compañero.
Por otra parte, también les imparten unos talleres sobre cómo funciona una cooperativa, sobre comunicación y habilidades sociales o cómo deben solicitar algo... Por ejemplo, ellos hicieron un grupo para solicitar propaganda, y llevaban su carta de presentación, tuvieron que hablar con distintas empresas, recogieron la tarjeta anunciadora... Ellos están moviendo su cooperativa (dirigiéndose a los niños) pero, sobre todo, somos felices: al trabajar siendo felices y gustarnos lo que hacemos... así iremos con una sonrisa siempre por la vida.