El arte y la laboriosidad de Rosario

Rosario Gutiérrez Requena
Vecina de El Arrecife

Tiene 64 años con tres hijos, trabajadora agrícola, lleva 16 años viuda, ha trabajado en el campo y en Córdoba 9 años cuidando una niña, ella de La Ventilla y el marido era El Garabato y han vivido en El Arrecife.

A ella le han gustado siempre las cosas de las manualidades, lo que pasa es que no ha tenido tiempo, ya que el trabajo y sus hijos tres hijos le exigieron mucha dedicación. Después de quedar viuda se apunto a la escuela de adultos y ahí fue donde empezó a pintar y a hacer sus primeros cuadros.

Fue en 2003 cuando comenzó a realizar sus primeros cuados, también va a La Carlota a dar clases particulares. Combinándolo todo con el cuidado de sus padres y nietos.

Le gusta también coser y le gusta también hacer trajes de gitana, esta apuntando al coro Al Rasif, ella le confecciona los trajes a sus compañeras del coro. También ha dado un curso de Ganchillo en La Carlota, y se apuntó a dar clases de sevillanas y bailes de salón en La Carlota.

La temática que le gusta pintar en sus cuadros son los paisajes, las flores y los patios, elementos de la naturaleza son sus temas principales en sus pinturas y sus manualidades.

Su padre era La Ventilla, era una persona my servicial, le arreglaba papeles a la gente de la aldea, era conocido como el “baculista” o “el Chacho” aunque se llamaba Pablo. Fue albañil, carpintero, y dio clases de noche a la gente que estaba trabajando y no sabía leer o escribir.

Él escribió sus memorias de su puño y letra, contando todo lo que había vivido y de cómo paso algunos episodios de su vida. Fue muy servicial con todo el mundo. Al final tuvo un accidente con 87 años y no pudo superarlo, a raíz de ahí su madre comenzó con alzhéimer y murió 6 años más tarde.

En La Carlota, Rosario ha dado clases de hacer manualidades como: pulseras, con las chapas de refrescos, florecitas, bolsos. etc. Así como enseñó diferentes labores de punto, como tejer, ganchillo, etc.

Estos son algunos de sus trabajos: