La Carlota acogerá la clausura de los actos conmemorativos del 250 aniversario de la fundación de los 16 municipios de las Nuevas Poblaciones

El alcalde de La Carlota, Antonio Granados, ha informado de que el municipio carloteño será el encargado de cerrar los actos comunes de las 16 localidades que celebran el 250 aniversario de la promulgación del Fuero de las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena y Andalucía, hecho que supuso la fundación de estos pueblos en el año 1767: Aldeaquemada, Almuradiel, Arquillos, Cañada Rosal, Carboneros, La Carlota, La Carolina, Fuente Carreteros, Fuente Palmera, Guarromán, La Luisiana, Montizón, Ochavillo del Río, Prado del Rey, San Sebastián de los Ballesteros y Santa Elena.
En este sentido, el Ayuntamiento, con la colaboración de la Comisión Nacional Fuero 250, está organizando el ‘Día de la Colonización’ para el próximo 5 de julio -día en el que se firmó el Fuero-, que contará con la participación de representantes institucionales de las diferentes administraciones, el embajador de Suiza, historiadores y componentes de la Comisión, así como, vecinos y vecinas de los diferentes pueblos, con vestimenta colona, que formaran parte del desfile inaugural por el paseo de la avenida Carlos III.
El recorrido comenzará en la explanada de las Naves de los Silos y finalizará en la plaza del Ayuntamiento, donde se procederá posteriormente a las intervenciones oficiales y a la proyección de un video conmemorativo.
Al término del acto institucional, se invitará a todos los/as asistentes a una comida, en una carpa habilitada junto al Ayuntamiento.
Al respecto, Granados ha indicado que “es una satisfacción llevar a cabo el acto institucional de cierre del 250 aniversario de las Nuevas Poblaciones, congregando los 16 municipios en La Carlota”. “De esta manera, se cierran los actos que iniciamos el 5 de julio del año pasado en La Carolina, con los cuales hemos tenido la oportunidad de estrechar lazos de unión entre los pueblos que nacimos bajo el mismo Fuero durante el reinado de Carlos III, y por el que tenemos muchas cosas en común gracias a los más de 6.000 colonos centroeuropeos que se asentaron en el siglo XVIII en nuestras tierras”. “El legado que nos dejaron es muy particular, por eso, nuestros pueblos tienen una esencia especial”.
Asimismo, el primer edil ha manifestado que “la celebración del 250 aniversario ha supuesto un conocimiento más profundo de nuestra historia, un impulso para la proyección de los municipios y también, la consolidación de la marca Nuevas Poblaciones como un atractivo, especialmente para el sector turístico, ya que amplía la oferta destinada a lo que se conoce como turismo de raíces”.
“En el caso de La Carlota, hemos tratado de ahondar en nuestros orígenes y en homenajear a los colonos que aquí llegaron y con esta idea, hemos celebrado los diferentes eventos que hemos organizado durante este año”. “Así, podemos destacar dos actividades que han sido una gran éxito y que hemos celebrado hace muy poco: la Feria de la cerveza alemana y el mercado colono del siglo XVIII”.
Para finalizar, el alcalde ha hecho un llamamiento a la participación de los carloteños y las carloteñas, formando parte del desfile con traje colono o acompañando durante el acto.

250 aniversario de las Nuevas Poblaciones
Una efeméride importante para Andalucía y España es la celebración del 250 aniversario de los pueblos fundados mediante la promulgación del Fuero de las Nuevas Poblaciones de Andalucía y Sierra Morena, el 5 de julio de 1767, bajo el reinado del monarca ilustrado Carlos III.
La fundación de las Nuevas Poblaciones significa un gran momento histórico por la gran revolución socio-económica, dado que el Fuero establecía un régimen legislativo y administrativo propio, en el cual se recogían aspectos tan actuales como la enseñanza primaria obligatoria y gratuita para todos los menores del pueblo llano (Art. LXXIV del Fuero); o que la mujer fuese considerada tan capacitada como el hombre para trabajar, no sólo en las habituales tareas domésticas sino también en la agricultura e incluso la industria (Art. XXXIII y XLIII del Fuero).
Al respecto, uno de los impulsores de este proyecto, Pablo de Olavide, destacó el valor de las Nuevas Poblaciones al considerarlas “el ejemplo de España no sólo para la buena agricultura, sino también para la industria, actividad y trabajo de sus naturales”, lo que supondría que “no sólo serán aquellos pueblos los más felices de la tierra, sino el modelo con que puedan mejorarse todos los de España”.
De igual modo, las Nuevas Poblaciones cumplieron con otros dos objetivos, uno, la repoblación de espacios de desierto demográfico como el de la Parrilla (Córdoba), La Pañuela (Jaén) y La Monclova (Sevilla); y otro, proteger el Camino Real dirección Madrid- Cádiz de los bandoleros, ya que estos asaltaban continuamente las diligencias que realizaban este trayecto.
Para todo ello, más de seis mil colonos centroeuropeos se instalaron en estas tierras, a quienes se les entregó tierra y animales de granja para iniciar su nueva vida.
De esta forma, el legado histórico de las Nuevas Poblaciones ha propiciado que permanezcan algunas características tan particulares como la división territorial en departamentos, el carácter innovador de su gente o apellidos de origen europeo como Heis, Hamer, Ots, Tristell…, así como, se mantengan rasgos físicos de los primeros colonos como los ojos claros, piel blanca y pelo rubio, en una amplía población.