El Pacto Andaluz contra el Veneno persigue involucrar a los agentes sociales frente a este problema de conservación

El consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, José Fiscal, ha participado en la firma del Pacto Andaluz contra el Veneno, en un acto en el que se han puesto de manifiesto los logros alcanzados a través de la Estrategia Andaluza contra el Veneno, que se aprobó en el año 2004 y que ha supuesto la reducción del 55% del uso del veneno en la Comunidad Autónoma.
Fiscal ha recordado que este es uno de los grandes problemas de conservación de la biodiversidad de la región y ha explicado que el pacto rubricado hoy supone un paso más en la lucha contra este delito. Han firmado el Pacto Andaluz contra el Veneno la Federación Andaluza de Caza (FAC), Ateca y Aproca; del sector cinegético, las asociaciones agrarias COAG, Asaja, UPA y las organizaciones ambientalistas Ecologistas en Acción, WWF y SEO-Birdlife. Para José Fiscal, “queremos involucrar, más si cabe, a los cotos, a los cazadores, a los ganaderos, a las asociaciones de diversas tipologías, a los veterinarios, a los municipios, con la idea de potenciar la participación de la sociedad rural en la lucha contra el uso ilegal de cebos envenenados”.
Entre otras cuestiones, con este pacto la Consejería asume una serie de nuevos compromisos: la creación del Registro Andaluz de titulares suscritos al Pacto An-daluz contra el Veneno, su publicación periódica y la realización de boletines informativos, seguir incidiendo en la sensibilización, divulgación y educación a través de cursos, jornadas y asistiendo a eventos del sector cinegético y ganadero. El consejero ha recalcado también que se reforzará el asesoramiento técnico en aquellos casos en los que los firmantes se personen como acusación particular ante un caso de envenenamiento.
El titular de Medio Ambiente ha expuesto que, en estos momentos, la Consejería trabaja en un nuevo documento, adaptando la Estrategia a las nuevas realidades. Este documento prevé, entre otras medidas, incrementar la Unidad Canina Especializada contra el veneno y sus acciones, y potenciar la formación de los agentes de la autoridad en todo lo relacionado tanto con el uso del veneno, como con las artes ilegales de caza para que tengan capacidad de actuación. Según Fiscal, “hasta la fecha se han formado ya 480 agentes. Una cifra nada baladí y seguiremos con esta acciones formativas después del verano”.
En cuanto a la persecución del delito, se intensificará la vigilancia, la investigación y la coordinación con el Seprona, y se mejorará la interacción con los órganos judiciales. El consejero ha insistido en que conviene recordar que tanto el Código Penal como la Ley de Flora y Fauna Silvestres de Andalucía regulan esta cuestión tipificando el delito, de un lado, y obligando, además, a la titularidad de los aprovechamientos cinegéticos a velar por la no existencia de cebos envenenados en sus cotos, de otro.
El consejero ha insistido en que “nuestra intención es seguir innovando bus-cando instrumentos novedosos que complementen y amplifiquen aquellos que han hecho posible la reducción del veneno en el territorio andaluz”.