El burrito vuelve a la plaza


La recuperación de la emblemática fuente responde a una demanda de los vecinos de Fuencubierta.

Uno de los espacios con más encanto de nuestro municipio, la plaza de España de Fuencubierta, ha recuperado en el pasado mes de julio un elemento emblemático tras más de una década sin él: se trata de la fuente octogonal situada en el centro de este lugar, desaparecida tras la reforma de la plaza a principios de la pasada década.
Una de las características más llamativas de aquella fuente era, sin duda, la figura de un burro cargado con alforjas, ubicada sobre un monolito en el centro del monumento. Esta imagen fue adquirida y colocada por un vecino del pueblo en homenaje a los aguadores que subían hasta las casas el agua que manaba de la fuente cuyo nombre da origen al de la localidad. Sin embargo, tras la reforma de la plaza, la imagen del burro también fue retirada y pasó a conservarse en una nave del pueblo.
“Debido a la insistencia y las peticiones de los vecinos de Fuencubierta, el Ayuntamiento decidió incluir la construcción de la fuente en unos planes de empleo para recuperarla”, comenta Alfonso Gálvez, vecino de la localidad. “Entonces, la fuente volvió a este sitio, pero no se ha hecho de la misma manera exactamente por el peligro que suponían los picos de la estrella, aunque sigue teniendo forma octogonal. También se ha colocado un monolito en medio sobre el que se encuentra el burro restaurado. Estamos a la espera de colocar las placas con el nombre de todos los aguadores en cuyo homenaje se hizo esta fuente”.
Uno de los elementos más destacados de este monumento es, sin duda, el relieve hundido que presenta la piedra y que forma bonitos motivos geométricos; por otra parte, el interior de la fuente se encuentra revestido de azulejos azules.
Asimismo, el monolito central que soporta la imagen del burrito se encuentra revestido de azulejos con motivos geométricos estilizados, muy típicos de nuestra tierra. Para terminar, la pieza del animal, una estatua de bulto redondo, se encuentra situada de cara a la fachada de la iglesia de Nuestra Señora del Rosario.
Nada más llegar a la plaza, puede apreciarse el cambio que supone la inclusión de esta fuente en la misma, sobre todo por el rumor del agua que fluye constantemente y que se percibe desde todos sus rincones.
Muchos visitantes “descubrieron” la fuente durante la pasada feria de Fuencubierta, celebrada el último fin de semana de agosto; por otra parte, todos aquellos que llevan tiempo sin dejarse caer por este bello rincón de nuestro municipio ya tienen una excusa para acercarse y pasar un rato disfrutando de la tranquilidad y el sosiego que transmite este espacio, de sus impresionantes casas de colono y del relajante rumor del agua.